Buscar
  • Silvia Mendez

Como cuidar la piel del sol

Llega el verano y todos desean estar bronceados, todavía continua el mito casi imposible de

desterrar de que el sol es sinónimo de salud, nada mas alejado de la realidad pues cuando se

toma en exceso todo lo que provoca son daños irreversibles.



El aumento del bronceado tiene un efecto estético que se puso de moda hace años. Hoy en

día hay lugares como Australia o algunos países anglosajones donde lo que está de moda es

estar blanco. Ello evita que la piel se exponga innecesariamente al sol y que se reduzca el

riesgo de padecer cáncer de piel y toda una serie de problemas a largo plazo derivados del

envejecimiento acelerado de la piel.


Debemos ya dejar atrás esa idea de que estar negros es moda, eso a quedado en tiempo

pasado, solo ver a las grandes estrellas como Madonna, Charlize Theron, Scarlett Johansson,

entre otras

La pigmentación es el resultado del daño que se produce en la piel y es un mecanismo

protector para que la radiación ultravioleta no alcance las células de la base de donde

surge toda la estructura epidérmica. Si la piel se broncea sabemos que la base de la

epidermis ha sido dañada. El bronceado es un signo de daño, no sólo un mecanismo de

defensa.

Por otro lado, el incremento del espesor de la piel también tiene sus efectos indeseables. Por

una parte ayuda a taponar los orificios de salida de la grasa, ocasionando a veces un rebrote

en el acné o induciendo la aparición de ciertas foliculitis. Por otra parte, la densidad de agua

en la piel disminuye. Esta deshidratación y piel gruesa van mejorando paulatinamente tras el

verano, pero la aplicación de ciertos hidratantes específicos o el tratamiento de este

engrosamiento de la piel aceleran la corrección de la misma.

Como preparar la piel para el verano:

Comenzamos por realizar una exfoliación corporal que permita remover células muertas,

utilizando para ello un Gel Exfoliante con pequeños gránulos de carozo de damasco,

masajeamos la zona y luego enjuagar con agua tibia, colocar posteriormente la crema

Antiege o Antioxidante.

Para mantener la hidratación sugerimos rociar la piel de todo el cuerpo con una loción

humectante varias veces al día.

Y utilizar protector solar diariamente reponiéndolo cada 2 horas, y luego de los baños de

agua.


53 vistas